Guia de cuidados de un bulldog francés

Guía y consejos para saber cuidar a un cachorro bulldog francés

¿Cómo cuidar a un cachorro bulldog francés?¿Qué tengo que hacer para cuidar correctamente a mi Frenchie?.. ¿Cómo preparar mi casa para la llegada de un cachorro?.. ¿Qué tengo que saber para cuidar la salud y el buen desarrollo de mi cachorro?..

Durante los muchos años como criadores de bulldog francés, estas y otras preguntas relacionadas nos la han hecho distintas personas que, por lo general, han adquirido su primer cachorro de esta hermosa raza. Pero también nos la han formulado muchos dueños que ya han tenido uno o muchos Frenchies en el pasado, y que desean asegurarse de conocer la manera correcta de cuidar a un futuro cachorro desde el primer día que llega a su nuevo hogar. Es por eso que hemos decidido publicar la siguiente “Guía para Saber Cuidar Correctamente a un Cachorro Bulldog Francés”, con el sincero deseo de ayudarles y orientarles para lograr dicho cometido.

Por ejemplo, lo primero que solemos mencionar a quienes adquieren uno de nuestros frenchies, es que para mantener la buena salud con la que entregamos a nuestros cachorros, tendrán que “afinar” o “agudizar” sus sentidos paternos y su buen juicio lo más posible. Teniendo muy en claro que lo que han adquirido es un “bebé” canino, con prácticamente todas las necesidades y cuidados que también tiene que recibir cualquier bebé humano! Es decir, que a un bebé no se le tiene que dejar solo, no lo tienen que exponer a peligros de contagio de enfermedades, accidentes caseros, se le tiene que alimentar a horario (muchas veces estimulándolo tal cual lo hacemos con los bebés humanos), entre otros cuidados muy similares. Y como sus nuevos “padres” humanos, tendrán que suministrarles todo el alimento, higiene, vacunación faltante y control de su entorno con el mayor cuidado y dedicación. Ya que sólo tratando de imitar los correctos cuidados y atención que nosotros como criadores responsables les hemos suministrado desde su primer día de vida y hasta el último día en que los hemos tenido bajo nuestro cuidado. Podrá seguir manteniendo y conservando la buena salud de su cachorro, y asegurar así su óptimo desarrollo y crecimiento!

Ahora veamos algunos consejos y pautas a seguir, que le ayudarán a saber cómo puede preparar su hogar para recibir a un cachorro. Qué debe tener en cuenta antes y durante el cuidado y crianza de su bulldog francés. Entre otras ayudas y sugerencias.

Guía de cuidados de un cachorro Bulldog Francés 

Cómo cuidar a un cachorro bulldog francésHaga que su casa sea un lugar seguro para cachorros. Los cachorros adoran explorar todo lo que esté a su alcance. Su curiosidad por los nuevos objetos, olores y texturas los obliga a tocar y llevarse a sus pequeños hocicos todo lo que encuentren (inclusive sus propias deposiciones). Es por eso que para mantener a su cachorro y a su casa seguros, tendrá que tomar algunas precauciones.

  • Retire los objetos que pueden romperse, tragar o ensuciar de todo su hogar. Especialmente del área en la que piensa tener a su cachorro. Piense que un cachorro es una “mini aspiradora” que en un segundo puede tragar cualquier objeto que puede llegar a ser muy dañino y peligroso para su salud, incluso para su vida!
  • Mantenga todos los cables eléctricos elevados o cubiertos y cierre todas las ventanas bajas.
  • Guarde muy bien los implementos de limpieza y otros químicos o productos tóxicos.
  • Consiga un tacho de basura con tapa, que sea muy alto para evitar así que pueda acceder a la basura, subirse en él, o que pueda volcarlo.
  • Considere tener un mini corral o rejilla para mantenerlo alejado de habitaciones o áreas peligrosas.
  • Asegurese que todos los miembros de su familia quieran recibir a “este” nuevo integrante. Y que lo demuestren asignándoles tareas a cada uno según su edad y habilidades, para así ayudar a cuidarlo y mantenerlo en óptimas condiciones.
  • Prepare un rincón de su dormitorio _lo más cerca a su cama_, para poner allí la cama del cachorro, su plato de agua siempre fresca, su papel de necesidades, y en donde le pondrá su plato de comida. Todo en un área al principio reducida, para que durante los primeros días del cachorro en casa se sienta lo más seguro posible. Con el paso de los días este espacio se irá agrandando a medida que el cachorro vaya explorando y tomando confianza en este nuevo entorno que, finalmente llegará a considerar por sí mismo su nuevo hogar. (Lea también: la primera noche del cachorro en casa).
  • Juguetes y peluches. Trate de tenerle juguetes adecuados para cachorros, que no se rompan y que no se puedan tragar. Ya que su cachorro necesitará juguetes seguros para morder mientras crecen sus dientes y vaya mudando los de leche por los definitivos (entre los 4 y 5 meses). Además los peluches le ayudarán a proporcionarle una compañía lo más parecida posible a la de su Madre y hermanos. Algo que será fundamental especialmente durante los primeros días de su llegada a su nuevo hogar.

 

Cuidados del cachorro cuando ya está en casa

¡Dele todo el Amor del Mundo!

Junto con todos los cuidados físicos y sanitarios que le puede brindar a su cachorro, también es muy importante el cuidado que le brindará en su parte sentimental o “emocional”. Ya que como todo ser vivo “pensante” y con “sentimientos”, el hacer que su cachorro se sienta acompañado, amado, mimado o mañoseado, especialmente desde su primer día con Usted, será fundamental para su correcto cuidado y desarrollo. Lo que ¡repercutirá directamente en su bienestar físico y mental! Y ayudará a asentar las bases para comenzar a forjar esa maravillosa relación con su dueño y otros miembros de su familia (“para él, su nueva manada”)!

¡Amar sin mal criar! Trate de no alzar muchas veces a su cachorro. Al igual que los bebés humanos, los cachorros son frágiles. Tome a su cachorro en sus brazos lo menos posible y con mucho cuidado. Siempre utilice sus dos manos, manteniendo una mano por debajo de su trasero (potito) y la otra por abajo de su pecho en todo momento.

  • No permita que niños muy pequeños lo alcen. Mucho menos sin la atenta supervisión de un adulto responsable!
  • Enseñe a niños, jóvenes y lamentablemente a muchos adultos que un cachorro no es un juguete, sino un ser vivo con sentimientos que hay que cuidar, respetar y amar.
  • Esté atento a sus visitas al veterinario y días de vacunación y cumpla con cada una de ellas!
  • Cuando vaya al veterinario no lo apoye en el suelo, no lo acerque a otras mascotas y no permita que niños y otras personas lo toquen o acaricien. Recuerde que si ellos están ahí, podría ser por algún problema de salud ¡contagioso! de una de sus mascotas!!
  • No lo saque a pasear hasta después de haber terminado todo su plan de vacunación! El que por lo general se extiende hasta los 3 meses y medio a 4 meses.
  • No toque a su cachorro sin haberse lavado muy bien las manos! Especialmente después de llegar de la calle (también sería una buena idea el que se cambiara sus zapatos al llegar a casa. Ya que así evitará esparcir bacterias, microbios y posibles virus que abundan en las calles, parques y zonas públicas. Para los que su cachorro aún no está inmunizado!).
  • No bañe a su cachorro hasta que no termine su plan de vacunación! Los cachorros no regulan bien su temperatura. El bañarlos cambiaría drásticamente su calor corporal y además le quitaría anticuerpos necesarios que tienen consigo. Si se ensuciara, límpie sólo el área afectada con una toalla húmeda templada. Ya de adultos, igualmente no los bañe con más frecuencia que uno o dos baños al mes, y sólo con un shampoo recomendado por su veterinario.
  • Cuide a su cachorro bulldog francés del calor! Los perros (de todas las razas), son más intolerantes al calor que los humanos. Y los Frenchies, por su escaso hocico, morfología robusta y melosa, lo son aún más. Por tal razón, nunca expongan a su cachorro o Frenchie adulto al calor, sol directo en verano, dejarlo en el auto, o a lugares calurosos y poco ventilados. Recuerde que como todo bulldog, no es un perro de mucha actividad o ejercicio. Y menos durante la época de verano o de altas temperaturas. En verano, un aire acondicionado, será el “mejor amigo” de su Frenchie!
  • No le de sobras de comidas humanas, ni chuches o snacks! Un cachorro y también un perro adulto, sólo debería comer su alimento balanceado Súper Premium según lo recomiende el fabricante y su veterinario. Ya que es un alimento que cuenta con todos los nutrientes y vitaminas que estos necesitan. Además, el sistema digestivo de los caninos no está preparado para comer distintos alimentos como lo hacemos los humanos. Es por eso que cualquier ingesta de otro alimento, o basura que pueda tragarse (palitos, remitas, basuritas, tierra, piedras, etc). Puede provocar diarreas u otros trastornos gastrointestinales. Incluso cuando se desea cambiar el alimento balanceado a su cachorro, esto se debe realizar de forma correcta para tratar de evitar cualquier inconveniente.

 

Si algunos de estos consejos o recomendaciones le parecieran algo exageradas o innecesarias, posiblemente sea porque nunca las aplicó con su cachorro o cachorros, y estos nunca se enfermaron, tuvieron un problema o se contagiaron de alguna enfermedad. Pero eso sería igual que decir: “que es correcto cruzar las calles en luz roja, porque lleva mucho tiempo haciendolo, y nunca le ha pasado nada”. Una práctica que muchos hacen, y que efectivamente hasta cierto punto a algunos nunca les ha pasado nada. Pero eso no significa que se pueda decir con razón que exponerse de forma irracional a un gran peligro (como cruzar en luz roja, o exponer a posibles contagios a su cachorro), está bien o que nunca pasará nada! Sino todo lo contrario!… Y como la idea de este artículo es tratar de asegurar lo más posible el bienestar de su cachorro, Preferimos “pecar de exagerados”, que lamentar después el no haberlo sido tanto!!

About the author: De La Cor’t Of Sanhz - Kennel

Leave a Reply

Your email address will not be published.

2 × dos =